«El emprendimiento social impacta a comunidades o sectores de la población vulnerables. Gracias al uso de tecnología, en México existen tres startups que están cerrando brechas.

Estos emprendimientos buscan que pequeños productores y poblaciones vulnerables sean incluidas en startups de innovación.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, los emprendedores sociales no sólo representan una red de seguridad social para las desigualdades que hay en el mercado y el sistema económico mundial, sino que en 2021 van a representar un agente de cambio, que podrá modificar la rigidez estructural de varios países.

En este sentido, en México, su relevancia es vital para la innovación, porque posibilita herramientas digitales y de inclusión financiera a sectores como la pesca o la agricultura.

“Nosotros trabajamos con pequeños agricultores facilitando su inclusión financiera y de crédito con la idea de que se modifique el sistema económico que se vive y donde se ponga el aspecto medioambiental en el segmento financiero como prioridad y como factor de acción”, precisó a Expansión, Jori Armbruster, cofundador de Ethic Hub, una plataforma de financiamiento que tiene como objetivo cerrar la brecha económica de pequeños agricultores.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, el 23% de los mexicanos vive en áreas rurales, donde los ingresos por actividades de producción agrícola, pecuaria y forestal son su principal fuente de ingresos. En el caso de las oficinas centrales de EhicHub, ubicadas en Chiapas, la entidad tiene un 77% de comunidades que viven de este tipo de actividades, y donde el acceso a préstamos bancarios está sesgado, de acuerdo a Armbruster.

TECNOLOGÍA
Las startups sociales tendrán un boom después del COVID-19
“La digitalización permite que puedas emprender desde cualquier parte del mundo, por ello es que estar fuera del hub de emprendimiento, permite tener más visibilidad sobre la situación económica que viven estos pequeños productores de café, donde muchas veces pagan porcentajes de hasta el 5% de intereses sin una justificación real del gravamen”, dice el cofundador de Ethic Hub.

En el caso de Smart Fish se trata de una plataforma que promueve la pesca de alta calidad, uniendo a productores con infraestructura y servicios de venta de sus productos en el país. La plataforma busca impactar a un sector que aporta el 23% de la producción alimenticia nacional, de acuerdo a Conapesca, y donde se generan entre 250,000 y 300,000 empleos.

“Nos mueven dos cosas, la conservación de los ecosistemas marinos, pues las pesquerías están sobre explotadas, además del bienestar de las comunidades costeras, pues muchas veces están lejos de donde se consume el producto que producen, lo que trae un tercer problema, que no se sabe con precisión cómo se produce y de dónde vienen los alimentos. La idea es brindar mejor acceso para los pequeños productores y limitar la intermediación”, indicó Cecilia Blasco, de Smart Fish.

En el caso de Moyo AI, la startup busca que poco más de 25 millones de mexicanos logren tener un historial financiero para posteriormente ser parte de la bancarización.

“El Oxxo se está convirtiendo en el banco más grande de México, sobre todo para enviar remesas de estado a estado, si hablamos de un esfuerzo de bancarización actual, debemos hablar que hay pueblos que ni un Oxxo tienen, nuestro objetivo es brindar servicios financieros a este tipo de comunidades, donde no hay cajeros, ni bancos, ni este tipo de tiendas” indicó a Expansión, Juan Carlos López, fundador de Moyo AI.

La idea de Moyo AI es facilitar las herramientas que miden, evalúan y dictaminan a usuarios que no cuenten con un historial crediticio, con el fin de que accedan a servicios financieros otorgados por Sofomes y Sofipos.

Los tres emprendimientos son parte de la iniciativa Unreasonable México, una aceleradora de emprendimientos de impacto social, que en conjunto con Fundación MetLife, buscan acelerar a empresas enfocadas en finanzas personales y economía de los mexicanos a través de la innovación y la tecnología aplicadas a los proyectos.

“Buscamos darles las herramientas y los recursos para que puedan multiplicar sus usuarios y que así más usuarios puedan tener una salud financiera y una reducción en la brecha salarial saludable, pues muchas de las fintechs que hay allá afuera no dan bancarización financiera sana, inclusiva y abierta”, puntualizó, Raúl de Anda, cofundador de Unreasonable México.

»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *