https://ift.tt/3wY3vLi

Fronterizos con doble nacionalidad o residencia cruzan la frontera para recibir la inmunización en Estados Unidos; otros viajan vía aérea con su visa de turista para recibir las dosis contra el coronavirus y adelantarse a los turnos establecidos en México para tener acceso a la vacuna.

Por Verónica Martínez

Ciudad Juárez, 6 junio (La Verdad Juárez).– Angélica Ruiz cruzó la frontera para su cita de vacunación en el Coliseo de El Paso una mañana de febrero. La juarense recuerda que le tomó menos de media hora llegar al punto y estar completamente vacunada contra la COVID-19.

Aunque vive en esta ciudad, la mujer cuenta con estatus como residente legal permanente en Estados Unidos, por lo que el cruce no se interrumpió para ella con el cierre de la frontera y le permite movilizarse en ambos países.

“Siento mucha paz y estoy bien contenta de ya estar todos vacunados”, dijo Ruiz. “Aunque aún me falta otra parte para estar totalmente feliz”.

Si Angélica, de 57 años, hubiera esperado su turno en México, apenas habría recibido la primera dosis a finales de mayo. También el esposo e hijos de Ruiz recibieron la vacuna contra el virus en El Paso.

Al igual que la familia Ruiz, otros residentes y ciudadanos estadounidenses que viven en Ciudad Juárez también han aprovechado esta condición que les permite su estatus migratorio para cruzar a Estados Unidos y recibir ambas dosis. Aunque las autoridades sanitarias paseñas no llevan un registro de fronterizos juarenses que se han beneficiado.

Personas de 50 a 59 años esperan su turno para recibir la dosis contra el COVID en el museo La Rodadora, uno de los puntos de vacunación en Ciudad Juárez.. Foto: Rey R. Jauregui, La Verdad

Autoridades de Salud del estado de Chihuahua afirmaron que determinar el número de transfronterizos residentes en Ciudad Juárez que se han vacunado en El Paso es complicado de precisar, debido a que un gran porcentaje de la población tiene doble nacionalidad, la mexicana y la estadounidense.

“Ciertamente sí fue una buena cantidad de gente y eso favoreció un tanto al número de personas que habitan en esta ciudad y que fueron inmunizadas antes que el resto de la población. Esto despeja vacunas para otras personas”, dijo el director médico de la Secretaría de Salud en la zona norte, Arturo Valenzuela Zorrilla.

Debido a que el estado de Texas no requiere datos de residencia para la vacunación, la ciudad de El Paso no monitorea la cantidad de personas con residencia en Ciudad Juárez que se ha vacunado en El Paso, dijo Laura Acosta, oficial de comunicaciones de la ciudad.

“Cuando estás en nuestra comunidad y quieres vacunarte, puedes vacunarte independientemente de tu estatus o situación”, dijo el juez del condado Ricardo Samaniego en la conferencia de prensa del pasado martes.

La doctora Melba Muñiz, directora ejecutiva de Alianzas para Colaboraciones Fronterizas, asociación que trabaja con la fundación binacional Paso del Norte, comenta sobre el contraste de los procedimientos de vacunación entre ambas ciudades.

“La gente aquí (en Ciudad Juárez), aunque quiera vacunarse tiene que registrarse en una lista, esperar que los llamen, hacer muchas horas de fila para poder vacunarse”, dijo Muñiz. “En cambio, en El Paso es muy sencillo poder hacerlo”.

Además de los fronterizos con un estatus migratorio que les permite transitar vía terrestre entre los dos países, Muñiz agrega que las personas con visas o con la capacidad económica para pagar un viaje en avión son también quienes se han podido vacunar en territorio estadounidense.

Solo en el condado de El Paso se han aplicado 833 mil 239 dosis hasta el 1 de junio, reporta la ciudad de El Paso. Según datos proporcionados, el 44 por ciento de la población paseña ha recibido las dos dosis.

En contraste, la delegación de la Secretaría de Bienestar informó que más de 230 mil personas han sido vacunadas en Ciudad Juárez, además de los 18 mil 970 aplicaciones al personal del sistema educativo, de acuerdo con reportes de la Secretaría de Salud del estado.

El Gobernador de Chihuahua, Javier Corral, declaró que en todo el estado se han administrado 953 mil 670 dosis. Esta cantidad incluye las primeras y segundas dosis al personal del sistema de salud público y privado, a personal del sistema educativo y a la población general, declaró en una conferencia de prensa de este lunes 31 de mayo.

Aplicación de la vacuna en Ciudad Juárez. Foto: Rey R. Jauregui, La Verdad

Sin entrar a datos específicos, el Alcalde de El Paso, Oscar Leeser, mencionó en la misma conferencia que autoridades en ambas ciudades fronterizas trabajan para poder vacunar a la comunidad binacional.

En conjunto, las comunidades de El Paso y Juárez alcanzan una población de dos millones 289 mil 269 personas, de acuerdo con la información del Instituto Municipal de Investigación y Planeación del Municipio de Juárez. La mayoría de la gente se cuenta de lado mexicano, mientras que el resto pertenece a la localidad del sur de Texas.

VIAJAR EN AVIÓN PARA VACUNARSE

Para Daniela Uribe y su familia, residentes en la ciudad de Chihuahua, viajar en avión a Houston, Texas, donde vive su hermana mayor, fue la opción más rápida para que toda la familia estuviera vacunada.

La familia de cuatro integrantes hizo dos viajes internacionales con su visa de turista, por el que pagaron cerca de 13 mil pesos por cada uno.

Con miedo a ser identificada por autoridades de Aduanas de Estados Unidos, Uribe prefirió usar un seudónimo para no poner en riesgo posibles renovaciones de las visas de ella y su familia.

“Lo vimos como una oportunidad para visitar a mi hermana”, dijo Uribe. “La otra razón fue que a pesar de que a mi papá ya mero le tocaba vacunarse no sabíamos cuál vacuna le iba a tocar. Allá estábamos seguros que iba a ser la vacuna que queríamos”.

Uribe mencionó que ella y su familia no se sentían seguros sobre la efectividad de la vacuna AstraZeneca –la primera que se suministró en Chihuahua– y preferían recibir la Pfizer o Moderna. Además, Uribe, de 24 años de edad, y su hermana, de 17, aún seguirían a la espera de su turno de vacunación porque en el estado apenas convocaron a las personas de 40 años para recibir la vacuna.

A pesar de estar completamente vacunados, Uribe y su familia sienten que aún deben tomar sus precauciones ya que aun puede pasar el virus a otras personas.

“Yo estoy consciente que aún tengo que usar cubrebocas cuando ande en la calle”, dijo Uribe. “Es la tranquilidad mental de que nosotros ya estamos bien, entonces no importa mucho”.

En su hogar, Uribe siente que todo volvió a la normalidad sin tener que seguir el ritual de desinfectar su ropa, calzado y los artículos que compraban en el supermercado.

La vacuna Pfizer es una de las marcas que han aplicado a los fronterizos en Ciudad Juárez. Otras son AstraZeneca y Cansino. Foto: Rey R. Jauregui, La Verdad

VOLVER A LA NORMALIDAD

Para Angélica Ruiz, la transición para vivir su vida como era antes de la pandemia ha sido más difícil a pesar de que lleva más de dos meses completamente vacunada.

En noviembre del año pasado, Ruiz y su familia contrajeron el coronavirus incluyendo a su madre y a su padre. Los dos adultos mayores fallecieron por la enfermedad y Ruiz mencionó que el suceso la “dejó marcada”.

Al entrar a los supermercados, tanto en El Paso como en Juárez, Ruiz continúa tomando sus precauciones y menciona que en lo que va del año ella y su esposo solo han salido una vez a comer fuera de casa.

Para Ruiz, las medidas de seguridad no eran suficientes, las mesas no estaban lo apropiadamente separadas y ella procuraba usar el cubrebocas todo el tiempo en que no estuviera comiendo a pesar de que permaneciera sentada en su mesa.

“Yo pido a Dios que no me vuelva a dar porque yo no sé si la vuelva a hacer”, dijo Ruiz. “Eso no me permite volver a tener esa confianza”.

La residente estadounidense pero mexicana de nacimiento, piensa que aún le tomará mucho tiempo “sentirse en la normalidad de antes”. Aunque le da confianza que gran parte de la población de El Paso esté vacunada, ella desearía que más paseños optaran por vacunarse ya que tienen esa facilidad en contraste con sus connacionales de Juárez.

Mientras el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) anunció que las personas que están completamente vacunadas no tendrían que usar cubrebocas, Leeser y Samaniego, impulsan a la población para que continúen con las precauciones y trabajen para que la comunidad llegue a un 75 por ciento de inmunidad.

Samaniego agregó que para lograr esa inmunidad de rebaño, se debe considerar a la comunidad de Juárez.

“Tenemos que mostrarle a nuestros vecinos del sur que queremos que vengan aquí lo más pronto posible”, dijo Samaniego. “Cuando hablamos de normalidad, no va a ser normal hasta que nuestra relación con Juárez y Chihuahua sea como antes”.

Tras el anunció del Gobierno estadounidense de que las restricciones de cruces terrestres no esenciales continuaran hasta el 21 de junio, Samaniego mencionó que un pico en los contagios en alguna o en ambas de las ciudades fronterizas sería un factor que no permitiría la apertura de los puentes.

La Embajada de México en Estados Unidos y la Secretaría de Relaciones Exteriores anunciaron que los dos países están en negociaciones para flexibilizar las restricciones a partir del 22 de junio.

“Para mí es una iniciativa, de que si hacemos las cosas bien aquí y en Juárez existe la posibilidad de abrir los puentes”, dijo Samaniego.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA VERDAD DE JUÁREZ. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

from RSSMix.com Mix ID 12585682 https://ift.tt/3uSY12V

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *