La regularización de vehículos ilegales afectará el patrimonio de los propietarios de autos legalmente adquiridos en el país, quienes cumplen con sus obligaciones fiscales, afirmó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

El organismo argumentó que la regularización anunciada por el presidente López Obrador depreciará el valor de los bienes adquiridos legalmente ante una previsible saturación de la oferta.

En comentarios a El Financiero, la agrupación que preside José Zozaya señaló que también, al margen de la buena fe en la que pudieron incurrir quienes poseen vehículos ilegales, “no podemos dejar de observar que la introducción y comercialización de los mismos es un delito que beneficia a organizaciones criminales”.

“La regularización de los vehículos que se encuentran en calidad de contrabando sólo permitirá que la “basura automotriz” continúe circulando en nuestro país, y propiciando la introducción tantos o más vehículos de los que actualmente circulan ilegalmente, generando un impacto ambiental y de seguridad”, explicó.

Reiteró su compromiso con el país y su disposición al diálogo con el Gobierno federal para que se pueda considerar el impacto de la decisión tomada.

“Consideramos que la solución a la entrada de autos “chocolate” radica en el cumplimiento de las reglas del decreto por el que se regula la importación definitiva de vehículos usados, que otorga flexibilidades para que se puedan importar.

“La importación es permitida cuando se cubren los requisitos previstos por la ley, sin embargo, se convierte en un grave problema para el mercado interno y para los propietarios de un vehículo en regla cuando los vehículos usados internados ilegalmente a territorio nacional ya no pueden circular en Estados Unidos por encontrarse en pésimas condiciones físico-mecánicas”, remarcó.

https://ift.tt/eA8V8J

Autor Axel Sánchez https://ift.tt/3mUcc5J

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *